Drogas, alcohol, & pastillas tras la ruptura

Evite las drogas que alteran la mente:
Drogas, alcohol, & pastillas

Es natural que quieras aliviar el dolor y tratar de escapar. Una píldora mágica para hacer que todo desaparezca sería genial. Pero no existe: sólo el tiempo – mucho tiempo - y tu propio esfuerzo lo hará.

Drogas, alcohol, pastillas... no van a ayudar. No lo hagas.

En serio, no lo hagas.

No vas a resolver nada, tu vida no va a mejorar, y ni siquiera te ayudará a escapar de tu dolor y tristeza (en mi caso, sólo exacerbe mi depresión hasta que me di cuenta de lo estúpida que estaba siendo tomando todas esas cosas).

alcohol

Y todo esto trae un montón de problemas por si mismos… y lo último que quieres después de una ruptura es más problemas.

En cuanto a la medicina legal... hay mucha controversia sobre los diferentes medicamentos. Me refiero a las pastillas para dormir en la sección "Salud", echa un vistazo allí. Pastillas contra la ansiedad como Xanax, son otra medicina común post ruptura. Esto hace que te relajes al principio, lo que podría ser beneficioso porque estás extremadamente ansioso después de la ruptura, pero es una muleta sólo para un período muy corto, tiene muchos problemas potenciales y no va resolver ninguno de los problemas subyacentes.

Medicar la depresión es otro remedio controvertido. Algunas personas juran que les ayuda y son infelices sin ellas, otros señalan los efectos secundarios, el largo lapso necesario para que se perciban los beneficios, y la evidencia limitada de cualquier beneficio ampliamente verificado por encima del efecto placebo.

Si tú estás pensando en la medicina, haz una investigación por tu cuenta y consulta con un médico experimentado.

Otra medicación a mencionar son los analgésicos de venta libre: aspirina, ibuprofeno, paracetamol, etc. En la sección de esta guía sobre los efectos físicos de la ruptura, me referí, al conocimiento científico actual basado en las imágenes de resonancia magnética, en las cuales el dolor del rechazo romántico activa las mismas áreas del cerebro como el dolor físico intenso, como quemaduras o ser duramente golpeado. Esta misma investigación también ha demostrado que los analgésicos pueden ayudar a mitigar el sentimiento de dolor emocional al igual que mitigan el dolor físico.

Un problema con esto, sin embargo, es que tu propio pensamiento constante sobre la ruptura causará más dolor (en lo que a tu cerebro concierne, pensar en la ruptura, es similar a golpearte a ti mismo una y otra vez), por lo que los beneficios de alivio de la aspirina y otros analgésicos pueden verse sobrepasados por tus propios pensamientos. Pero es una idea que vale la pena considerar cuando el dolor es tan fuerte.